No soy esa…

Yo no soy esa mujer

De la que te enamoras.

Mientras llega el amor eterno

Entre risas y bailoteo

Voy forjando mi camino

Y descubriendo quien soy.

No es que no crea en amor

Me he enamorado mil veces

Y hasta enfermado por amor.

No soy yo ese tipo de mujer

De la que un hombre se enamora

Es difícil seguirme

Soy complicada y loca.

No puedes simplemente

Tomar mi amor y ya

De mi amor tienes que empaparte

Y a ti te costará.

Los hombres de mi vida

Han decidido marcharse

Es más fácil una mujer que satisface

Que aquella que te hace pensar.

Yo no soy esa mujer

A la que tengas que proteger

Pero aveces he de necesitar

Alguien que me quiera querer.

Soy esa mujer que respetas

También esa a la que admiras

Pero también soy esa

A la que esquivas.

Soy fuerte, peleona, tozuda

Soy esa que no se quita

Esa que no se deja vencer

Y es eso lo que te asusta

Y te hace correr.

No soy esa que va a seguirte

Soy la que camina a tu lado

Soy la que va a empujarte y forzarte

Más de lo que lo hago por mi.

Yo no soy esa mujer

De la que te enamoras

Yo soy esa mujer

A la que aprendes a amar.

– Betsy M Lopez

Solo pensaba…

Cuando cae la noche

Y el cielo se torna oscuro

Ahí es donde cada reproche

Se vuelve más agudo.

Y las voces que habitan dentro

Te consumen mente y alma

Y quieres salir corriendo

Hasta encontrar la calma.

Pero no hay lugar alguno

Donde puedas esconderte

Porque por más escondido

Siempre podrán verte.

Es que la mente no se apaga

Siempre está pensativa

Dando rienda suelta

Sin encontrar la salida.

He intentado mil pretextos

Para dejar de pensar

Y no encuentro explicación alguna

Que le explique a la razón.

Las noches se vuelven día

Pero nunca noté la luna

Por estar tan pensativa

He perdido la cordura.

Como quisiera apagarme

Con la puesta del sol

Y quisiera renovarme

Con la lluvia de Monzón.

Pero dejo al vacío

Todo aquello que me ata

Porque no tengo control

De todo lo que me pasa.

Y a la vuelta de la esquina

Ya ni se lo que me espera

O vivo de expectativa

O me aventuro a la sorpresa.

-Betsy M.

Se trata de decisiones…

He decidido dejar de buscar culpables y dejar de acusarme a mi misma.

He decidido dejar de pensar que soy culpable.

He decidido dejar de pensar que por ser diferente no me pueden amar y no tengo derecho a ser feliz.

He decidido mirar siempre adelante y jamas volver atrás.

He decidido que cada nuevo día voy a luchar más que el día anterior.

He decidido que venceré la resistencia todos los días.

He decidido que no voy a mirar mi cuerpo como si fuera algo malo tener unas libras de más.

He decidido que si quiero algo voy a tenerlo.

Decido que si quiero hacer algo voy a hacerlo.

Decido que cada obstáculo que se presente voy a vencerlo.

Decido que no voy a reclamar a Dios cuando algo sale mal.

Decido que mi fé y mis ganas de seguir son más fuertes que cualquier dolor.

Decido que seré fuerte, las experiencias me hacen fuerte.

Decido que si tengo que llorar será en la noche y la mañana siguiente será como si nunca sucedió.

Decido no hacer nada malo, nada que dañe a alguien más.

HOY DECIDO SER FELIZ!

Se trata de decisiones… la felicidad!

– Betsy M.

Vida!

No sé que es esta locura a la que llamamos vida. Pero solo quiero vivirla aunque pierda la vida en ello. Suena irónico lo que he dicho, pero al final es así. Nacemos para morir. Y con cada amanecer resurgimos para vivir.

Y no le cambio nada a esta vida, porque la vida es así. Hay levantadas y caídas. Suceda lo que suceda hay que vivir. Porque la vida es vida y al final del cuento lo que te queda es la historia escrita por las experiencias vividas.

No dejes que nadie te quite las ganas de vivir porque la vida es solo tuya y solo en tus manos está vivir.

  • Vida es una sola. Vive sin miedo, vive, porque la vida hay que vivirla. Nacemos para vivir.
  • Me he guardado para ti!

    En cada sol que sale he dejado una sonrisa para ti.

    En cada flor que florece pongo cada anhelo de verte.

    En cada ave que canta dejo mis suspiros por ti.

    En cada lluvia que cae pongo mis miedos para que se borren.

    En cada nube del cielo pongo mis sueños.

    En cada atardecer que cae pongo mi alma para que se renueve y vuelva a surgir.

    En cada estrella del cielo he colgado un beso para ti.

    Bajo la luna y el manto de estrellas te guardo un abrazo para que te acurruque al dormir.

    En la obscuridad de la noche guardo mi ser que brilla y te alumbra al dormir.

    En las manos de Dios guardo mi corazón que late por ti.

    Y en mi corazón he guardado un espacio para ti.

    Betsy M Lopez

    Confía!

    Despertaba cada mañana llena de sueños

    Luchaba por ellos sin poderlos alcanzar

    Miraba al futuro esperando obtenerlo

    Pero el camino se hacía largo, cada día más.

    Un día cansada decidió parar

    Pero en poco tiempo rectificó

    Y se dió cuenta de su gran error.

    Había luchado sin confiar

    Había luchado sin elevar oración

    Había agotado toda alternativa

    Pero había olvidado la mano de Dios.

    Y cuando decidió aferrarse fuerte

    La lucha ya no era lucha

    Las tormentas ya no eran tormentas

    Los largos caminos ya no eran tan largos.

    También comprendió

    Que su manera de luchar y sus razones

    No eran el plan de Dios.

    -Betsy L.

    Aveces agotamos todas nuestras fuerzas luchando por cosas que creemos que son de bien para nosotros y nos enfadamos cuando no las obtenemos. Pero no comprendemos que no es el plan de Dios.

    Cuando dejamos todo en las manos de Dios todo se vuelve menos difícil, más llevadero. Las cosas suceden a Su voluntad y a Su tiempo. Aveces uno desespera, pero nunca se debe perder la fé, la confianza y las ganas de seguir un nuevo camino.

    Date la oportunidad de confiar! Te deseo cosas hermosas! Te espero en mi próximo post…. BetsyL.

    Nunca llegó…

    Esperé día y noche

    Meses y años

    Por un amor…

    Nunca llegó…

    Le hablé a las estrellas,

    Al sol, al cielo.

    Sentí el viento,

    Miré al suelo.

    Nunca llegó…

    Reí…

    Lloré…

    Desesperé…

    Y me cansé…

    Nunca llegó…

    Leí cuentos de hadas.

    Creí en historias

    Me aferré a leyendas

    Y cuentos de amor.

    Nunca llegó…

    Me agoté.

    Acabé mis fuerzas.

    Me perdí

    Y lloré…

    Nunca llegó…

    Aún no llega

    Y no sé si llegará.

    Pero esperaré

    Y no desesperaré.

    Lo dejo a Dios!

    Si te sientes solo y piensas que necesitas una pareja para llenar tu vida tengo que decirte que estás equivocado. Ninguna persona puede llenar el espacio que tienes que llenar tu. Es tu felicidad, tu vida, tu camino, y solo tu mismo puedes ocupar ese lugar. Encuéntrate a ti, busca lo que te hace feliz y lucha por ello. No puedes poner una carga tan pesada como lo es tu felicidad en manos de alguien más. Si no puedes ser feliz por tu cuenta y aprender a estar solo, jamas podrás compartir la felicidades con alguien más.

    Besos! Te veo en el próximo blog!